ERASMUS+ | Diario desde Suecia

abril 28, 2017

Esta semana algunos alumnos de secundaria del colegio están de estancia  en Suecia enmarcado dentro del proyecto de ERASMUS+, “The Gardens of Babel”. Desde Suecia nos envían sus vivencias para compartirlas con toda la comunidad educativa del colegio.

-LUNES 24 DE ABRIL-

Hoy lunes 24 de abril, llegó el día de ponernos en rumbo hacia nuestro tan esperado destino, Suecia.

Sobre las 13:00h quedamos todos los que viajábamos en el aeropuerto de Manises, Valencia. Cada minuto que pasaba teníamos más nervios, hasta que llegó la hora, después de facturar nuestras maletas nos despedimos de nuestras familias y pasamos al otro lado del aeropuerto. Ya en la zona de embarque estuvimos viendo algunos aviones despegar y Jesús y Fermín estaban en la cola guardando sitio mientras nosotros descansábamos en el suelo. Llegó la hora de subir y todos estábamos muy nerviosos, solo nos hacíamos fotos y grabamos hasta el despegue. En el avión estábamos sentados lo más junto que podíamos, nos dieron una especie de sándwich que a la mayoría no nos gustó, una chocolatina que fue acertada y flipábamos con el agua en tetrabrik.

Al llegar al aeropuerto de Dusseldorf, el tiempo ya había cambiado, estuvimos esperando sobre 1h donde cogimos un autobús que nos llevó al avión, allí en el aeropuerto solo eran risas y más risas con los profes que también hay que conocerlos no solo con la faceta de profe… Cogimos el avión con destino Gotteborg y ya no teníamos tanto miedo, solo que al final pasamos por una gran nube donde habían unas pequeñas turbulencias. Llegamos a Gotteborg a las 21:00 h todos teníamos nervios sobre si las maletas estaban o no y por suerte, no se perdieron, ya estábamos cansadísimos pero la ilusión de volver a ver a nuestros amigos no se acababa. Allí las familias nos recogieron, hacía mucho frio y aire…¡4°C! Nos dijeron que era la primavera más fría desde 1994. Después, cada uno se fue a su casa correspondiente que estaban todas más o menos a 1h de Gotteborg, hasta las 22:00 h no llegamos a las casas donde nos ofrecieron comer algo, después nos deshicimos las maletas y nos fuimos a dormir con muchas ganas de que llegara el próximo día.

¡Ha sido inolvidable!

-MARTES 25 DE ABRIL-

Hemos empezado el día con muchas ganas y sobre todo con un buen desayuno: ¡leche, cereales, sándwiches y tostadas! Después hemos ido al colegio en bus, en coche o andando depende de donde viviese cada uno y nos hemos quedado flipando con el colegio porque era muy grande y moderno. Lo que más nos ha llamado la atención es que tienen clases para cocinar, coser y trabajar la madera y mesas de billar y tenis mesa, en las que obviamente hemos jugado.

Los profesores suecos nos han dado la bienvenida y hemos conocidos a los alumnos y profesores de Francia e Italia. Hasta la hora de comer que es a las 12:00/12:30, hemos jugado a juegos típicos de Suecia con los alumnos del Erasmus+ y hemos hecho un vídeo sobre cada país.

Más tarde hemos ido al comedor y hemos comido albóndigas suecas con pasta, ¡riquísimas! Y para acabar algunos alumnos más pequeños suecos nos han deleitado con un magnífico concierto. Después hemos ido a la clase de artes para hacer en grupos un póster sobre los diferentes países del Erasmus+.

Para finalizar cada uno hemos ido a nuestra encantadora y grandísima casa para pasar lo que queda de día con nuestra familia o con los amigos hasta la hora de cenar. Hoy ha sido un día agotador, pero descansaremos para que mañana sea mejor.

¡Esto es increíble!

-MIERCOLES 26 DE ABRIL-

Hoy hemos ido al colegio y al llegar nos han divido en grupos mezclando a todos los países. Hemos hecho nuestro propio peluche, o al menos lo hemos intentado. Hemos hecho un cuchillo de madera, hemos pintando carteles de los países y por último hemos cocinado albóndigas y panecillos.

Después del colegio hemos ido, primero a un McDonalds y durante el camino hemos conocido suecos e italianos con los cuales hemos pasado toda la tarde. Después hemos ido a un centro comercial y luego a una bolera, en donde yo he aprendido un baile sueco que suelen bailar en las fiestas. También hemos conocido a los franceses.

Por último, hemos tenido que correr para poder coger el autobús y llegar sanos y salvos a casa.

-JUEVES 27 DE ABRIL-

Hoy jueves 27 hemos hecho muchas cosas, no hemos parado. Como cada mañana hemos salido de casa y hemos ido a coger el autobús que se tarda unos 20 minutos y como siempre soy la única española por lo que me quedo mirando la ventana viendo las casas, los bosques, animales… Cuando hemos llegado al colegio nos hemos descalzado como siempre y nos hemos ido con nuestros amigos españoles y como siempre nos ponemos a contar tonterías del día anterior, después de un rato cuando ya estábamos todos nos hemos reunido en el centro del colegio y el profesor nos ha explicado lo que íbamos a hacer hoy y hemos empezado viendo dos exposiciones la de Italia y Rumanía,  con diferencia nosotros lo hicimos mucho mejor que todos los demás. Más tarde nos han dividido en dos grupos para ir en los autobuses e ir a Henan el pueblo donde estamos. Una ves allí los suecos se han ido y nos han dividido a todos los españoles con algunos francés y todos los rumanos, italianos y algún francés otro grupo, hemos ido a un sitio donde podíamos ver como se construía un barco desde cero, todos los procesos, los acabados, algunos barcos… incluso no hemos metido dentro de uno que estaba a mitad de acabar y era muy grande, después hemos ido a la tienda que tienen ahí para ver algunas cosas (todos muy caro).

Después eran las once y media más o menos cuando hemos acabado esta visitas nos hemos ido  a ver algunos barcos que estaban en el agua y hemos aprovechado para hacer fotos y algunas con los profesores. Después de las fotos hemos ido a a coger el autobús para que nos llevarán al sitio donde íbamos a comer. Sobre las doce y media hemos acabado de comer como casa día y hemos tenido un rato de tiempo libre al rato ha empezado a granizar y nos ha tocado meternos al museo que estaba en esa pequeña plaza dónde íbamos  entrar más tarde. Una chica nos ha explicado cosas típicas del pueblo y que el pescado da mucho comercio.

Sobre las tres ya nos hemos ido al colegio y allí, yo me he quedado con tres amigas españolas y sus parejas porque mi compañera tenía fútbol y me dijeron que me podía ir con ellas para no aburrirme tanto. Hemos comido unos tacos, hemos practicado el flashmob que haremos mañana y hemos echado unas partidas al uno y al juego de las grageas. Sobre las ocho vinieron a recogerme  y sobre las ocho y media llegamos a casa. Y ya fue ducharse y descansar para la visita a  Gotenburg.

 

-VIERNES 28 DE ABRIL-

Hoy la escuela tenía preparado un viaje a la ciudad más grande que hay cerca de la isla en la que estamos: Gotemberg.

Por culpa de un accidente en el tren tuvimos que apretujarnos todos en un autobús,  mientras fuera llovía ligeramente, pero llegamos bien a Gotemberg.

Allí fuimos al Museo de Historia Natural, en donde tenían todo tipo de animales, falsos o disecados, de casi cualquier parte del mundo. Como por ejemplo, una ballena que se quedó encallada en la costa y a la que no pudieron salvar, o todo tipo de mariposas.

Después de eso, tuvimos dos horas de tiempo libre, en las que pudimos ir  donde quisimos por la ciudad, siempre que estuvieramos a tiempo en el  Museo Marítimo.

Este museo tenía una parte con información sobre barcos suecos antiguos y su historia, además de muchas maquetas de distintos barcos, desde los más antiguos a los más modernos. En otra parte del museo había unas salas con distintos acuarios.

Todo el dia estuvo chispeando sin parar.

Después tuvimos más tiempo libre y finalmente cogimos el tren, un autobús y luego cada uno se fue con su compañer@ suec@.

 

-SÁBADO 29 DE ABRIL-

Hoy no hemos madrugado mucho ya que era sábado.

Hemos acompañado a nuestros “hostings” a las diferentes actividades que realizan los sábados, como fútbol, gimnasia rítmica, ir de compras… y al acabar hemos ido a una especie de cafetería, a comer un “kanelbulle”,  que es como un bollito de canela o vainilla. Por último hemos ido a una especie de centro comercial, donde hemos comprado unas pocas chuches suecas, que estaban muy buenas.

En la isla de Orust es tradicional comer gominolas sólo los sábados. Es curioso, pero es por el tema de las caries y porque no son sanas. También,  todos los viernes comen Tacos mexicanos, aunque eso no se sabe bien por qué.

Después de más actividades de ocio por la tarde, hemos vuelto a casa, a tomar una pizza para cenar y a dormir.

 

-DOMINGO 30 DE ABRIL-

Este día era igual que los demás: la ciudad tenía sus bosques, sus puertos… y nosotros en Suecia. Pero lo único que había cambiado era el tiempo, más cálido y soleado.

Muchos ya tenían planeado lo que hacer. Por ejemplo, Sofía se iba a un parque acuático con su sueca claro, que nació en Barcelona y seguro que entenderá este texto. En él, se tiraron por toboganes coloridos, se metieron en grandes piscinas y compraron algo especial en las tiendas que había allí.

Otras decidieron ir al zoo, donde pudieron apreciar las diferentes especies de animales. Vieron leopardos, nutrias, cigüeñas, pájaros, distintas clases de anfibios, etc. Se lo pasaron muy bien, igual que Paula en el parque de atracciones.

En cambio otros, como yo (Carlos), montamos en un barco, que era el de mi familia acogedora, y fuimos a una pequeña isla llamada Bassholmen. La visitamos e hicimos un picnic en un parque. A la vuelta quedamos con unos amigos suecos y disfrutamos de una fiesta donde había comida, bebida, música, personas de diferentes países… Bailamos a tope y nos divertimos bastante.

Esto es todo lo hecho durante este día, y todavía tenemos que hacer más cosas, porque queda poco para volver a España y… ¡¡¡no debemos desaprovechar esta fantástica oportunidad!!!

-LUNES 1 DE MAYO-

Hoy lunes 1 de mayo es festivo aquí también, en Suecia.
Por la mañana nos hemos levantado más tarde y cada uno ha hecho un plan diferente hasta después de la hora de comer, cuando nos hemos reunido en el campo de fútbol del colegio. Primero hemos jugado todos en dos grandes grupos a fútbol y luego a distintos juegos como colpbol, en el que hemos tenido que explicar por parejas las normas del juego. Ha sido muy divertido para nosotros y para ellos. Aunque al principio un poco complicado, pero entre unos y otros nos hemos ayudado, y esto ha hecho que nos conozcamos más entre nosotros.
El otro juego al que hemos jugado ha sido el bunring ball o brand ball, un juego sueco. Es como el béisbol que todos conocemos, pero con algunas diferencias.
Después de tanta diversión, ha llegado el momento de irse con las familias. Algunas compañeras han ido a una granja cerca del pueblo, a visitarla y de paso… ¡Han montado en camello! Según ellas ha sido una experiencia única. Otros se han ido a la playa y algunos se han quedado con sus familias, a pasar el resto del día. Ya por la noche hemos cenado cada uno con las familias. Algunas se han juntado y han hecho una cena española para las familias suecas, de la que no se han dejado nada en el plato: “¡Estaba todo riquisimo!, decían.
Hoy ha sido un día muy agotador y muy divertido, ahora sólo estamos preocupados porque no queremos que llegue mañana. La convivencia con otras personas, de más o menos de nuestra misma edad, es impresionante e inolvidable, ¡queremos que nos adopten nuestras familias suecas para pasar más tiempo con ellas!

-MARTES 2 DE MAYO-

Hoy hemos empezado el día con muchas fuerzas ya que la temperatura era muy buena, pero también con tristeza ya que era el último día que estaríamos todos juntos.

Nos hemos juntado todos en el colegio para trabajar sobre el proyecto. Hemos hablado sobre la contaminación en los diferentes países y sobre la educación en cada escuela. Luego hemos comido y, como el tiempo que teníamos para comer era más largo, hemos aprovechado para ir a comprar los últimos regalos para España.
Más tarde, al acabar las actividades, nos hemos ido a casa a descansar o preparar las maletas. Luego hemos vuelto al colegio para la despedida, sobre las 6 de las tarde. Cada familia llevaba un plato diferente, para poder comer de todo un poco y como no, ¡todo estaba buenísimo!

Poco a poco se iba acabando el tiempo y aprovechábamos los últimos momentos para estar con los amigos. Nos dieron un diploma por nuestra participación en un proyecto Erasmus+, como cuando vinieron a España, y después hicimos un intercambio de camisetas, en las que firmamos para tenerlas de recuerdo.

Y por desgracia llegó el momento de la despida.
Han sido tantos momentos bonitos, que no quieres que se acaben nunca. Pero nosotros ya sabemos que este viaje no es un adiós, sino un ¡hasta la próxima!
Sin duda una experiencia inolvidable.

 

Leave a reply
V LIGA DE DEBATE ESCOLAR BBVA | Educación SecundariaPOESÍA Y EMOCIONES | Taller alumnos Secundaria

Leave Your Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *